Ricardo Lago en La hora N: panorama económico mundial 2013



Las expectativas del reconocido economista español son, en general, bastante malas. En el mundo aun no se puede hablar de una franca recuperación, pues los BRICS (que hasta hace poco trataron de empujar el crecimiento económico mundial), han sufrido una grave desaceleración. En palabras de Wen Jiabao –ex ministro chino – la situación del gigante asiático es “inestable, insostenible, descoordinada y desequilibrada”. Si China no puede seguir empujando económicamente al mundo, como lo ha venido haciendo hasta ahora, nada podemos esperar de India o Brasil.

La sorpresa, no obstante, vendría de nuevo de América. Estados Unidos explotando el gas esquisto (shale gas), provocará la caída del precio del petróleo, y por ende, los países productores –como Venezuela y los árabes –verían afectados sus ingresos. Una revolución en materia energética se está dando y nosotros ni cuenta.

Ricardo Lago, además, nos da un dato interesante: por primera vez un país vende más pañales para adultos que para bebes. ¿Y qué país es ese? Japón. Es curioso que sigan con esa política de fronteras cerradas sabiendo que la tasa de natalidad va disminuyendo cada vez más. Si promovieran el ingreso de extranjeros seguramente podrían atenuar la situación, aunque eso acarrearía una serie de consecuencias culturales, de seguridad y demás.

En Perú las cosas están mejor, y esto es posible apreciar con la entrada de extranjero al país. No vienen a hacer turismo, sino a trabajar, y esperemos a aportar. Si bien nuestro crecimiento económico no supera el 8% al que estábamos acostumbrados, un 5% en medio de un mundo paralizado no está mal.

Pulso Perú (7/7/13): popularidad de Ollanta Humala y Nadine Heredia a la baja

Pulso Perú es una iniciativa de Sin Medias Tintas (Frecuencia Latina), Datum y Perú 21, que pretende básicamente analizar lo que sucede en el país desde el punto de vista estadístico. Siempre sirven las cifras, son de mucha utilidad, aunque no siempre se coincide en las causas.
 
Un claro ejemplo de esto es lo que afirmó Fritz Du Bois: la caída de la popularidad de Ollanta Humala se explica por el mal manejo económico y el lio de la compra de Repsol. ¿Cómo así? Cuesta creer que un país nuestro haya estado informado de las implicancias de esta fallida operación. La mayoría no pasa de ver Esto es guerra, Combate o Al fondo hay sitio.
Lo que sí resulta cierto es que Ollanta Humala se abrió muchos frentes: con los universitarios, con los trabajadores estatales y con la prehistórica izquierda. Si a esto sumamos el flojo manejo económico (muy por debajo de las cifras a la que estábamos acostumbrados con Alan García) y la inseguridad ciudadana, tenemos un resultado que incluso  es superior al que tuvieron García y Toledo, algo que puede servirle de consuelo al presidente, de momento.
El gobierno debería considerar que echarse para atrás – a estas alturas del partido –ya no le suma, sino al contrario, le resta. Si ya decidió ponerse la camiseta del servicio civil, de la ley universitaria y de Conga (aludimos con este término al sistema económico, no a la empresa de los Benavides), pues que siga adelante, asumiendo las consecuencias (¿qué personaje histórico no tuvo que afrontarlos?). Es difícil negociar con estudiantes universitarios afiliados a Patria Roja,  trabajadores estatales controlados por líderes pseudocomunistas y presidentes regionales en campaña. Mostrar firmeza es quizá uno de los tantos clamores populares.
 
Esperemos que la popularidad de Nadine Heredia siga cayendo, pues bastante daño le ha hecho al país con esto de la reelección conyugal. Negarlo categóricamente (como hizo hace poco) hubiese sido mejor antes, cuando comenzó a armarse el circo. Ahora es tarde y los daños están hechos.  Como ya dijo Aldo, se comienza a formar una boca de lagarto en la popularidad de la primera dama, y esto, aunque parezca malintencionado, ayuda a enfriar la cabeza a tanto político que se cree imprescindible.

Nube de etiquetas

Entradas más populares