Ricardo Lago en La hora N: panorama económico mundial 2013



Las expectativas del reconocido economista español son, en general, bastante malas. En el mundo aun no se puede hablar de una franca recuperación, pues los BRICS (que hasta hace poco trataron de empujar el crecimiento económico mundial), han sufrido una grave desaceleración. En palabras de Wen Jiabao –ex ministro chino – la situación del gigante asiático es “inestable, insostenible, descoordinada y desequilibrada”. Si China no puede seguir empujando económicamente al mundo, como lo ha venido haciendo hasta ahora, nada podemos esperar de India o Brasil.

La sorpresa, no obstante, vendría de nuevo de América. Estados Unidos explotando el gas esquisto (shale gas), provocará la caída del precio del petróleo, y por ende, los países productores –como Venezuela y los árabes –verían afectados sus ingresos. Una revolución en materia energética se está dando y nosotros ni cuenta.

Ricardo Lago, además, nos da un dato interesante: por primera vez un país vende más pañales para adultos que para bebes. ¿Y qué país es ese? Japón. Es curioso que sigan con esa política de fronteras cerradas sabiendo que la tasa de natalidad va disminuyendo cada vez más. Si promovieran el ingreso de extranjeros seguramente podrían atenuar la situación, aunque eso acarrearía una serie de consecuencias culturales, de seguridad y demás.

En Perú las cosas están mejor, y esto es posible apreciar con la entrada de extranjero al país. No vienen a hacer turismo, sino a trabajar, y esperemos a aportar. Si bien nuestro crecimiento económico no supera el 8% al que estábamos acostumbrados, un 5% en medio de un mundo paralizado no está mal.

Pulso Perú (7/7/13): popularidad de Ollanta Humala y Nadine Heredia a la baja

Pulso Perú es una iniciativa de Sin Medias Tintas (Frecuencia Latina), Datum y Perú 21, que pretende básicamente analizar lo que sucede en el país desde el punto de vista estadístico. Siempre sirven las cifras, son de mucha utilidad, aunque no siempre se coincide en las causas.
 
Un claro ejemplo de esto es lo que afirmó Fritz Du Bois: la caída de la popularidad de Ollanta Humala se explica por el mal manejo económico y el lio de la compra de Repsol. ¿Cómo así? Cuesta creer que un país nuestro haya estado informado de las implicancias de esta fallida operación. La mayoría no pasa de ver Esto es guerra, Combate o Al fondo hay sitio.
Lo que sí resulta cierto es que Ollanta Humala se abrió muchos frentes: con los universitarios, con los trabajadores estatales y con la prehistórica izquierda. Si a esto sumamos el flojo manejo económico (muy por debajo de las cifras a la que estábamos acostumbrados con Alan García) y la inseguridad ciudadana, tenemos un resultado que incluso  es superior al que tuvieron García y Toledo, algo que puede servirle de consuelo al presidente, de momento.
El gobierno debería considerar que echarse para atrás – a estas alturas del partido –ya no le suma, sino al contrario, le resta. Si ya decidió ponerse la camiseta del servicio civil, de la ley universitaria y de Conga (aludimos con este término al sistema económico, no a la empresa de los Benavides), pues que siga adelante, asumiendo las consecuencias (¿qué personaje histórico no tuvo que afrontarlos?). Es difícil negociar con estudiantes universitarios afiliados a Patria Roja,  trabajadores estatales controlados por líderes pseudocomunistas y presidentes regionales en campaña. Mostrar firmeza es quizá uno de los tantos clamores populares.
 
Esperemos que la popularidad de Nadine Heredia siga cayendo, pues bastante daño le ha hecho al país con esto de la reelección conyugal. Negarlo categóricamente (como hizo hace poco) hubiese sido mejor antes, cuando comenzó a armarse el circo. Ahora es tarde y los daños están hechos.  Como ya dijo Aldo, se comienza a formar una boca de lagarto en la popularidad de la primera dama, y esto, aunque parezca malintencionado, ayuda a enfriar la cabeza a tanto político que se cree imprescindible.

14 de febrero del 2013: Encuesta CPI sobre la revocatoria a Susana Villarán


CPI, por encargo del diario Correo, hizo un estudio sobre la revocatoria a Susana Villarán en Lima Metropolitana. La encuesta fue hecha del 08 al 11 de febrero. El margen de error es de +/- 4,4. Muestra estadística: 500 entrevistados.
Según lo expuesto por CPI, casi todos los niveles socioeconómicos (salvo el A), votarían por el SÍ a la revocatoria de Susana Villarán. Sin embargo, si se habla solo de su aprobación, resulta jalada por todos, incluso en los niveles altos. ¿A qué se debe? Dicen por ahí que la gente pudiente, para hacer gala de su mayor nivel intelectual, se muestra en contra de la revocatoria por dos simples razones: debe acabar su mandato y evitar mayor gasto de dinero. Pero desde aquí apostamos a que si profundizamos el debate, no pasan de ser los clásicos desinformados que sentaron a Susana en la alcaldía de Lima (con el cuento de la tía bacán, son ellos los que finalmente nos llevaron a esta situación). Lamentable. Son muy pocos, poquísimos, los que pueden dar verdaderos argumentos a favor del NO de Susana Villarán.
Fuente: CPI    Imagen: diario Correo
 
Los resultados con cedula arrojan casi los mismos resultados.
Fuente: CPI Imagen: diario Correo
 

Aquí mostramos la aprobación de la alcaldesa por niveles socioeconómicos. Como ya se mencionó, todos los niveles desaprueban a Susana Villarán, pero solo los del nivel A (es decir, los más ricos) no votarían a favor de revocar a la actual alcaldesa.


8 de febrero del 2013: Encuesta Datum sobre la revocatoria a Susana Villarán


Datum, por encargo de Perú 21, hizo un estudio sobre la revocatoria a Susana Villarán en Lima Metropolitana. La encuesta fue hecha del 01 05 de febrero. El margen de error es de +/- 5,1% y el nivel de confianza es del 95%.
El resultado que arroja el simulacro de votación es el siguiente: SÍ (54%) y NO (46%).
click para ampliar
Hay varias cosas a tomar en cuenta. Un simulacro de votación se hace de manera anónima, con un material similar al que se utilizará el mismo día de la votación. La persona “consultada” marcará en privado la cartilla y se la entregará al encuestador, sin que éste se entere de la respuesta. A diferencia de una encuesta cara a cara, donde el que hace las preguntas va enterándose en ese momento de la opinión de la gente.
Susana Villarán sale mal parada en el simulacro de votación. Al parecer está funcionando esto de tachar de mafioso, fujimontesinista y corrupto a todo aquel que esté a favor del SÍ a la revocatoria.
¿Se están sincerando las encuesta o el efecto Favre comienza a sentirse?

Ustedes pueden ver los resultados al detalle de la encuestasobre la revocatoria y el simulacro de votación.

Símbolos de la revocatoria a Susana Villaran

Click en la imagen para ampliar

por Renatto Real Politik 
 
 A simple vista es un tema irrelevante, algo que “todo el mundo sabe”; pero la experiencia me dice que –como en campañas anteriores –mucha gente recién decidirá cómo votar cuando esté en la “cola”, es decir, minutos antes de sufragar. Un 8% de limeños aún no sabe cómo votará, y es ahí que comienza lo realmente asqueroso: mienten, engañan, confunden a la gente con tal de ganarse esos ocho puntos que quizá decidan la revocatoria.
 
Nos quedamos cortos si hablamos de un 8% de limeños indecisos, pues si bien un contundente 60% votaría por revocar a Susana Villarán, estos no saben qué marcar: o el NO o el SÍ. Frases como “yo votaré para que NO siga Susana Villarán”, “Marquen el NO, para que no siga Susana en la alcaldía”, solo buscan confundir a la mayor cantidad posible de electores. Esto, sin olvidar que por el lado del SÍ también hay mucho que decir.
 
La campaña ha caído a niveles sotánicos, y es algo lamentable, pues nos hubiéramos evitado tantas cosas de haber escogido bien en las pasadas elecciones municipales; pero lamentablemente hubo mucho “jovencito” que se dejó engañar por la entonces “tía bacán”. No estaríamos en esta situación si la alcaldesa hubiese tenido un poco más de muñeca política. No debió atacar a medio mundo cuando apenas empezaba su gestión (como cuando criticó al Metro de Lima, a La Iglesia, a Luis Castañeda y demás). En suma, debió trabajar.
 
De los motivos para revocar a Susana Villarán hablaremos en otro momento.

Nube de etiquetas

Entradas más populares