Entrevista a Oscar Valdez sobre la “Operación Libertad”


“Es muy fácil ser general después de la batalla”, “Se ponen a rezar la misa de las once cuando ya es las doce”, con estas palabras Oscar Valdez, primer ministro, justifica los muchos defectos del famoso Plan Libertad.

Recuerdo que alguna vez le envié un mensaje al señor Richard Webb, preguntándole sobre el mal manejo que mostró Luis Valdivieso, ministro de economía por aquel entonces, durante el estallido de la crisis económica en el 2008. Argumenté que el Perú gozaba de buenos indicadores, que todo mundo pronosticó un crecimiento de 4% para ese año, y que gracias a Valdivieso, que frenó el gasto (medida anticíclica), el Perú – a pesar de contar con muchas herramientas para enfrentar la crisis – no creció lo que pudo crecer ese año. La respuesta de Webb fue contundente:
“Sus afirmaciones son como los de esos comentaristas deportivos que después de cada partido explican todo lo que el entrenador debió haber hecho. Ojalá la economía fuera tan fácil de entender y de manejar como usted supone.”

Richard Webb

Algo así sucede actualmente. Todo mundo discute, todo mundo debate, todo mundo se escandaliza y el nivel de expertos en la materia se multiplica. Pues bien, es cierto que hubo muchos errores al ejecutar el llamado “Operación Libertad”, pero no podemos culpar de todo al actual gobierno. Muchos olvidan que gracias a Alejandro Toledo nuestras Fuerzas Armadas no poseen el material adecuado para combatir a los narcoterroristas. Se olvida –quizá por mala leche –que el actual gobierno capturó a Artemio en tiempo record a diferencia de lo que pasó con Toledo y Alan García (durmieron mientras Sendero se rearmaba en el VRAE y Alto Huallaga).
El premier Oscar Valdez dijo dos cosas de suma importancia: Primero, que le parecía muy raro que los reporteros hayan “encontrado” al camarada Gabriel antes que las fuerzas armadas y segundo, que es difícil entender cómo el señor Dionisio Vilca, padre del policía fallecido Cesar Vilca, halló el cuerpo de su hijo antes que lo hicieran los grupos de rescate. De algo no queda duda, el presidente, sus ministros y las fuerzas armadas han quedado muy mal.  Al respecto, Pedro Pablo Kuczynski fue directo a la yugular: ¿Cómo el padre y guías pudieron ser más efectivos?
Entonces, según el ministro, el encuentro de los reporteros con el camarada Gabriel y el rescate del cuerpo de Cesar Vilca no fueron producto de la casualidad, sino que hubo cierta coordinación para que estos eventos sucedieran, quizá con la finalidad de desprestigiar al gobierno y a las fuerzas del orden.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios con “adjetivos” insultantes serán borrados.

Nube de etiquetas

Entradas más populares