El asesor de Susana Villarán: ¿Quién es Luis Favre?

asesor Susana Villaran
 
por Renatto Real Politik
 
No confundir con Julio Favre, el exitoso empresario peruano.
La gente de izquierda en el siglo XX tuvo la costumbre de hacerse llamar por seudónimos, tal y como pasó con Luis Favre, que en realidad se llama Felipe Belisario Wermus. Nacido en Argentina, se nacionalizó brasileño por temas vinculados a la política. Ha tenido una vida ligada  a la izquierda, aunque con el transcurrir del tiempo fue moderándose. Hoy por hoy es un lobbie preferido por las grandes empresas cariocas (que tal moderación, ¿verdad?).
Se ha puesto de moda esto de hablar de los marketeros políticos e incluso se coloca en la cima a Belisario Wermus (Luis Favre). Nada más falso. Si hablamos de famosos, es ineludible mencionar a Joseph Goebbels, el histórico líder nazi encargado de toda la propaganda a favor del tercer Reich de Hitler. Uno más cercano, y conocido como el  Goebbels del “nazismo moderno”, es el venezolano JJ Rendón, aquel que se jacta de haber ganado (y es verdad) varias campañas electorales. En el Perú, estuvo vinculado en los inicios de dicho proceso electoral a Luis Castañeda Lossio.
Durante la última campaña Favre participó activamente, evidenciando una grosera intromisión de Brasil en el Perú.  La campaña favrista, como sabemos, limpió la imagen de Ollanta Humala y casi el total de los créditos se los llevó  Belisario Wermus (gran parte de las jugadas  con Lula da Silva las repitió en el 2011 con Ollanta Humala).
En los inicios del actual mandato, siguió vinculado al partido oficialista. Incluso el sector izquierdista local denunció el excesivo poder de Luis Favre en la toma de decisiones (ubiquémonos: gabinete Siomi Lerner, Conga, hidroeléctrica de Inambari, etc). Luego casi la totalidad de políticos de izquierdas fueron expectorados (felizmente) del gobierno. Al final, y con la zurda peruana ya al margen, el presidente optó por dejar a Brasil de lado, aliándose con Corea del Sur: dejó de comprar aviones Tucano para fabricar en el Perú los KT – 1P coreano; eso lo dice todo. Las relaciones con el país oriental son las mejores, incluso se habla del eje Lima – Seul.
En resumen, ahí tenemos a Luis Favre, un lobbie de las empresas brasileñas e incluso del mismo Brasil como nación. En la campaña muchos nos sentimos humillados por la intromisión vergonzosa de aquel país con aires potencia colonizadora. Al margen queda nuestra decisión de votar por el SÍ o por el NO, pero sin duda cualquier intento de injerencia en nuestra política debe ser combatida, y si eso significa sacar a una alcaldesa que no ha hecho nada bueno hasta ahora, pues que se haga. No en vano el tipo se vende como alguien que “puede convertir una espina en una flor, un páramo en un jardín, un pigmeo en un gigante" (ver columna de Barba Caballero). Veamos si puede convertir la ineptitud en algo mejor. Y por último, ¿adivinen quien construye el destruido túnel bajo el rio Rimac? Nada más ni nada menos que una empresa brasileña: OAS.
Hasta más vernos.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios con “adjetivos” insultantes serán borrados.

Nube de etiquetas

Entradas más populares