Economía 2010


La lenta recuperación de la economía mundial está obligando a la gente –de todos los rincones del planeta –a enterarse más de lo que pasa en su entorno. Normalmente las personas escuchamos a los políticos dar excusas que muchas veces no entendemos (sabrá Dios si ellos las entienden), y es justamente por esa razón que se busca información económica, para entender más de lo que hablan las “cabezas” de gobierno. Esto –sin ninguna duda –termina beneficiando al propio individuo, ya que antes de apoyar a alguien podrá razonar con sus propios conocimientos acerca de lo que se propone. La era de la información llega justamente para terminar con “las viejas costumbres” de apoyar a alguien sólo porque le parece “simpático”.

Conforme se consolida la economía en todo el mundo, el hombre debe comenzar a entender el razonamiento económico. Es falso eso de que sólo los economistas pueden entender los fenómenos de esta ciencia. Un profesional más o menos instruido seguramente podrá entender algo de lo que lee en una revista económica, pero, –como lo demuestra la realidad –la generalidad de personas que no estudian economía (los biólogos, veterinarios, abogados y demás) no conocen muy bien el tema, a pesar de haber llevado alguno que otro curso económico en la universidad.

Estudiar esta ciencia a profundidad puede ser un trabajo ciertamente pesado. Sin embargo, lo que se pide es tener una “cultura económica” que entienda hasta cierto punto los problemas que se tocan a diario como: la inflación, los déficits y los impuestos. Al entender estos problemas una persona X puede, por ejemplo, prever algún acontecimiento. Ejemplo: Si en su país la tasa inflacionaria (aumento de precios) viene creciendo sostenidamente, uno puede comprar cierta cantidad de bienes no perecibles que posiblemente doblen su precio dentro de dos meses. Naturalmente, si usted decide vender ese bien al cabo de dos meses (cuando el precio ya subió), ganará un “dinero extra”.

Todo esto es, aunque cueste creerlo, uno de los muchos beneficios de entender esta ciencia. La economía tiene un sinfín de herramientas que los seres humanos utilizamos, a veces, sin darnos cuenta.

Muchos habrán escuchado frases como: “Economía y Finanzas”, “Economía y Negocios”, “Economía Política” “Economía y… un largo etcétera”. Cierto, la economía como ciencia comienza su expansión ayudando muchas veces a los individuos, familias y gobiernos. Una madre utiliza un razonamiento económico mientras planifica las finanzas de la familia. De igual manera, un joven universitario razona económicamente al escoger entre llevar un curso o trabajare en vacaciones (costo de oportunidad). Lo mismo pasa con los Estados que administran el dinero de los contribuyentes.

Lo importante NO es entender de cabo a rabo la ciencia económica; lo importante es poseer una “cultura económica” que nos permita elevar nuestra capacidad de juicio frente a los problemas del día a día.

Les dejo una lista de libros que les será de gran ayuda:

Microeconomía – Michael Parkin
Macroeconomía – Michael Parkin
Economía – Poul Samuelson

No es necesario que se consigan las últimas ediciones. Si tienen la posibilidad de comprar la ultima versión, háganlo. Si no tienen esa posibilidad, estará bien con una edición anterior, ya que los cambios no son tan grandes (claro, tampoco exageren).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios con “adjetivos” insultantes serán borrados.

Nube de etiquetas

Entradas más populares