Los tres amigos: Evolución de la fortuna de los tres hombres más ricos del mundo


Existen muchas formas de hacer dinero, ya sea por el ingenio de un hombre, por el emprendimiento y la constancia de un obrero, o por la bondad del abuelo (o padre, dependiendo de la familia). Es así que las grandes fortunas que hoy se conocen provienen de gente que, o bien son genios de la innovación o guerreros implacables de la vida empresarial, sin temores y hechos a base de perseverancia.

Ser millonario, al contrario de lo que se piensa, y según la teoría, no es tarea simple. Uno, porque tener tanto dinero significa que tienes un enorme peso que llevar sobre tus hombros y dos, porque si no se sabe administrar el dinero se corre el riesgo de ser estafado por un alto ejecutivo o devorado por la competencia más cercana. Sin embargo, existen personas que han tenido la suerte de nacer en una familia “rica” y ellos, – dependiendo del caso – pueden darse el lujo de tener una vida sin preocupaciones, o al menos eso es lo que se suele pensar. Pero tampoco es así de simple, ya que ser heredero, sin duda alguna, te coloca a la expectativa de la familia y la presión se hará notar conforme el “afortunado” crezca. En la edad adulta “el heredero” deberá optar por llevar la enorme carga que supone dirigir una empresa familiar o dejar que los más calificados ejecutivos se hagan cargo de ellas (siempre con el riesgo latente que significa delegar los poderes a una persona o varias).

Existen tres personas que figuran con bastante frecuencia en la lista Forbes, y cuya continuidad se ha prestado para diversos estudios sobre los negocios en el mundo. Estas tres personas encabezan la cúpula del sindicato de los hombres más ricos del planeta y son llamados – según la revista PODER – “Los tres amigos”: Bill Gates, Carlos Slim y Warrer Buffett. El primero es conocido por ser el creador de Microsoft, que fabrica, licencia y produce software para ordenadores; el segundo, Carlos Slim, es dueño de la mexicana Telmex y, a la vez, participa en varios países de América Latina bajo la marca Claro (América Móvil); y el tercero, Warren Buffett, conocido como el Oráculo de Omaha, es, tal vez, el más grande inversionista del mundo, muy admirado por su agudeza a la hora de invertir en la compra de acciones.

La actual lista Forbes (2010) coloca al mexicano Carlos Slim (número 1 con 53.500 millones) a la cabeza de los hombres más ricos del mundo, sin embargo, esto no hubiera sido posible si la filantropía de Bill Gates (número 2 con 53.000 millones ) y Warren Buffett (número 3 con 47.500 millones) fuera tan grande, ya que es sabido que ambos donaron la mayor parte de su fortuna en los últimos años (obras de caridad, donaciones, etc), mientras Carlos Slim –en un principio– desdeño esta actividad y ahora se esfuerza por arreglar su error. De no haber ocurrido esto, Bill Gates estaría hoy primero en la lista con nada menos que 80 mil millones dólares, seguido de Warren; es decir, Slim, pasaría al tercer puesto de dicho “Ranking de los más ricos del mundo” elaborado por la revista Forbes”.

Otra cosa que llama la atención es que ninguno de “Los tres amigos” posee la fortuna más grande del mundo. Son los hombres más ricos, si, individualmente hablando, pero la fortuna más grande conocida hasta hoy es de la de los hermanos Walton, dueños de Walt Mart, la más grande minorista en el mundo. Y la explicación a todo esto es que los actuales dueños de Walt Mart son “herederos” del legendario Sam Walton, fundador de dicha empresa. El problema de las herencias es que la fortuna del patriarca se tiene que dividir, necesariamente, entre el número de hijos, lo que hace disminuir notablemente la cantidad de dinero. De estar vivo Sam Walton, sostienen varios expertos, sería el hombre más rico del mundo e incluso duplicaría la fortuna de Bill Gates.

Carlos Slim promete seguir en los primeros lugares de la lista Forbes, y –dado el altruismo de Gates y Buffett –, su posición no se ve amenazada en el corto plazo. Sin embargo, los dueños de Google (Larry Page y Sergey Brin) y el brasileño Eike Batista son las grandes promesas en el mundo de los negocios, y en el mediano plazo podrían arrebatarle el puesto al mexicano.

A continuación, una gráfica con la evolución de la fortuna de cada miembro del club de los “Tres amigos”:

(Click en la imagen para ampliar)

Se ve claramente como las crisis que sufre la economía influye directamente en la fortuna de estos hombres de negocios. La última crisis, y se puede observar en el grafico, causó que la fortuna de cada uno se reduzca en más 30%, más o menos 20 mil millones (¡Eso es más que todo el PBI boliviano!).

Existen frases, no sé si célebres o ingeniosas, de cada uno de estos empresarios que ayudarán a aquellos que les guste la vida empresarial. Warren Buffet dijo entonces: “Si no puede ver caer un 50% su inversión sin pánico, no invierta en el mercado de valores”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios con “adjetivos” insultantes serán borrados.

Nube de etiquetas

Entradas más populares